AF, una razón para ganarse a los clientes