«Hace diez años la gestión era una forma de hacer cosas, ahora una necesidad»